Brasilia. El déficit de la cuenta corriente de Brasil se amplió en mayo respecto a igual mes del año pasado, dado que las empresas enviaron más dinero al exterior y los brasileños realizaron más viajes al extranjero, dijo este lunes el Banco Central.

La mayor economía de Latinoamérica registró un déficit en su cuenta corriente de US$4.100 millones en mayo, que se comparan con un saldo negativo de US$2.000 millones en el mismo mes del año pasado.

Se esperaba un saldo negativo de US$3.800 millones, según la mediana de las proyecciones de 11 analistas consultados por Reuters, cuyas previsiones oscilaron entre un déficit de US$2.200 millones y US$4.200 millones.

En abril, el déficit había sido de US$3.500 millones, según dijo el Banco Central el mes pasado.

La moneda de Brasil, el real, se ha fortalecido en forma sostenida en los últimos años, lo que ha llevado a más brasileños a viajar a países con monedas más débiles y contribuyendo de ese modo al déficit de la cuenta corriente.

El déficit de cuenta corriente en 12 meses ahora equivale a 2,29% del Producto Interno Bruto (PIB), afirmó el banco.

En abril, el déficit había sido de US$3.500 millones, según dijo el Banco Central el mes pasado.

El país atrajo 3.970 millones de dólares en inversión extranjera directa en mayo, añadió la autoridad monetaria.

La cuenta corriente, la medida más amplia de las transacciones de un país con el exterior, indica cuán dependiente es una economía del financiamiento del capital externo.

El Banco Central de Brasil mantuvo sus pronósticos del primer trimestre de un déficit de la cuenta corriente de US$60.000 millones y de inversión extranjera directa por US$55.000 millones para este año.

No obstante, la entidad elevó su estimación para el superávit comercial del 2011 a 20.000 millones de dólares, desde los US$15.000 millones previos.