El déficit de la cuenta corriente de la balanza de pagos de Colombia disminuyó a un 5,6% del Producto Interno Bruto (PIB) en el primer trimestre, frente al 7% que registró en igual periodo del año pasado, informó el Banco Central.

El desbalance entre enero y marzo equivalió a US$3.381 millones, en comparación con los US$5.190 millones en el mismo lapso del 2015, precisó el banco emisor en un comunicado el lunes en la noche.

El abultado saldo en rojo de la cuenta corriente -que contabiliza las transacciones entre el país y el resto del mundo- es considerado por el Ministerio de Hacienda y el Banco Central como la principal vulnerabilidad de la cuarta economía de América Latina.

La disminución en el desbalance de la cuenta corriente fue explicada principalmente por la menor salida de utilidades y dividendos por parte de las multinacionales, mientras que el déficit continuó alimentado en especial por el saldo negativo en la balanza comercial en el que las importaciones continúan por encima que las exportaciones.

En tanto, la inversión extranjera directa que recibió Colombia en el primer trimestre aumentó un 44,5% en el primer trimestre, a US$4.568 millones, contra el mismo periodo del año previo.

El mayor crecimiento de la inversión foránea estuvo explicado en los nuevos aportes de capital al sector eléctrico, principalmente por la venta de la porción controlante del gobierno en la generadora de energía Isagen al fondo canadiense Brookfield.

Otros rubros que recibieron inversión extranjera fueron las actividades de transporte y comunicaciones, la industria manufacturera, así como los sectores minero petrolero y los servicios financieros.

Por su parte, la inversión extranjera de portafolio disminuyó un 46,6% en el primer trimestre a US$2.169 millones, con respecto al monto recibido el igual periodo del año pasado.

El 65,8% de dichos recursos arribaron a títulos de deuda de largo plazo en los mercados internacionales emitidos por entidades del sector público, y el restante 34,2 por ciento hacia títulos TES y acciones en el mercado local.

Mientras, el ingreso de remesas de trabajadoes colombianos desde el exterior aumentó un 12,5% entre enero y marzo a US$1.163 millones, con respecto al mismo periodo del año anterior.