Brasilia. El déficit fiscal de Brasil en junio se ubicó levemente por sobre lo esperado, según datos del Banco Central publicados este lunes, lo que destaca las dificultades que enfrenta el Gobierno para mejorar su balanza presupuestaria.

El sector público, compuesto por el Gobierno central, gobiernos locales y empresas estatales, anotó un déficit de 13.491 millones de reales (US$3.600 millones) antes de pagos de intereses, contra el pronóstico de 13.150 millones de reales (US$3.540 millones).

La deuda del sector público fue equivalente a un 77,2% del Producto Interno Bruto (PIB), levemente por sobre la estimación de consenso de 77,1%.

La meta para el sector público en 2018 es de 161.300 millones de reales (US$43.431 millones), que marcaría el quinto año seguido en el que el país no consiga ahorrar para pagar intereses de la deuda pública.

Según el banco central, la deuda bruta cerró el semestre al 77,2% del PIB, contra el 77,1% registrado en mayo y la expectativa de analistas de 77,1%, según una encuesta de Reuters.