Quito. El déficit fiscal en el presupuesto general de Ecuador se redujo en US$1.150 millones (53,5%) entre enero y agosto de 2018 con relación al mismo período del año anterior, informó este miércoles el Ministerio de Economía y Finanzas.

En un comunicado, la cartera de Economía detalló que entre enero y agosto de 2017 el déficit fue de US$2.146 millones, mientras que en igual período de 2018 llegó apenas a US$996,7 millones.

El ministerio agregó que la reducción del déficit fiscal es uno de los objetivos del gobierno, por lo que agosto pasado "volvió a cerrar con tendencia a la baja, tal como ha ocurrido en los últimos meses, como efecto de las decisiones económicas que ha tomado la administración del presidente Lenín Moreno".

Desde que llegó al poder en mayo de 2017, Moreno ha implementado medidas de austeridad estatal, reducción del gasto gubernamental, fusión de ministerios y secretarías, además, el incremento del 25% al precio de la gasolina (súper) de mayor octanaje, para enfrentar las dificultades económicas por las que atraviesa Ecuador.

El mandatario ha señalado que la condición de la economía ecuatoriana es "sumamente difícil" con una deuda de US$60.000 millones.

La caída del déficit fiscal del gobierno central, en los 8 meses de 2018, "constituye un avance significativo en el objetivo gubernamental de una conducción ordenada, sana y sostenible de las finanzas públicas".

Con las medidas, que según el mandatario no afectarán a los más pobres, se prevé un ahorro de US$1.000 millones anuales.

Asimismo, el Ministerio de Economía y Finanzas añadió que en cuanto al resultado primario, que no incluye el costo del pago de la deuda, "el panorama es aún mejor".

"En similar periodo (enero-agosto) se pasó de un déficit de US$740 millones en 2017 a un superávit de US$781,4 millones en 2018", abundó la dependencia.

Apuntó que la caída del déficit fiscal del gobierno central, en los 8 meses de 2018, "constituye un avance significativo en el objetivo gubernamental de una conducción ordenada, sana y sostenible de las finanzas públicas".

Asimismo, subrayó que un menor gasto, sumado a una mayor recaudación tributaria, fueron los principales factores en la disminución de este indicador.

Respecto a los ingresos, los permanentes registraron un aumento de US$940 millones y los no permanentes de US$245 millones.

"En total, entre enero-agosto de 2018 hubo US$1.185 millones más en ingresos, respecto al mismo periodo del año pasado", detalló la cartera de Economía.

Agregó que, por el lado de los gastos, continúa la tendencia de reducción, aunque ligeramente menor al período enero-julio de 2018, debido al pago de obligaciones que no se había ejecutado en años anteriores y que el gobierno ha decidido ponerse al día.

Además, el Ministerio de Economía y Finanzas indicó que para el resto de 2018 "se espera un comportamiento aún mejor de las finanzas públicas".

Este resultado cumpliría con las directrices del Plan de Prosperidad, entre ellas, mayores ingresos asociados a la remisión de intereses y multas establecida en la Ley de Fomento Productivo.

De igual manera, obedecerían a un proceso de optimización del uso de los recursos públicos, producto de una mayor transparencia en el proceso de compras públicas, la optimización de las empresas del Estado y la lucha contra la corrupción.

La dependencia apuntó que, de acuerdo con la programación fiscal del Ministerio de Economía y Finanzas, el déficit global estimado se ubicaría al cierre del presente año en 3,9% del Producto Interno Bruto (PIB) y el déficit primario en 1,3%.

"El gobierno nacional destaca que la política de austeridad y de corrección del manejo de las finanzas públicas no ha afectado ni afectará a los programas sociales. Los sectores más vulnerables serán siempre la prioridad", precisó el Ministerio de Economía y Finanzas de Ecuador.