El déficit fiscal de Uruguay disminuyó en marzo a 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB), respecto al 2,8% el año móvil con cierre en febrero, según un informe del ministerio de Economía y Finanzas difundido este miércoles.

Con este resultado, que publicó la prensa local, el rojo de las cuentas públicas se desaceleró para situarse en el menor nivel desde junio de 2012, cuando se ubicaba en 2,0% del PIB.

La baja del déficit se explica principalmente por una mejora de los ingresos del sector público no financiero (+0,4% del PIB) y a un descenso de los egresos primarios (-0,2%).

El mejor balance de ingresos obedece a las cuentas de las empresas públicas y en particular de la energética UTE, que se benefició por una reducción del costo de generación.

Analistas consultados en abril en la encuesta de expectativas del Banco Central (BCU) estiman una mediana de déficit de 2,5% del PIB para este año.

Uruguay cerró 2012 con un desequilibrio de las cuentas públicas de 2,8%, el nivel más alto desde 2003, convirtiéndose en una de las preocupaciones del gobierno del presidente José Mujica.

Para el ministerio de Economía, buena parte de ese saldo negativo respondió a "factores de carácter extraordinario" como un sobrecosto energético a raíz de una sequía y transferencias especiales del Estado. El gobierno espera terminar 2013 con un déficit de 1,4%.