El Observador de Uruguay. El resultado global del sector público cerró con un rojo de 3,5% del Producto Interno Bruto (PIB) en los 12 meses cerrados a febrero, dos décimas por debajo del registro de enero, según informó el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

La meta final del equipo económico es reducir el déficit fiscal a 2,5% del PIB para 2019. Sin embargo, viene rezagado en el cumplimiento de las metas intermedias.

La Rendición de Cuentas aprobada el año pasado contenía el compromiso de llevar el déficit fiscal a 3,3% del PIB en 2017, dos décimas por debajo de lo que efectivamente se dio. Para este año la meta es de 2,9% del PIB.

La última Encuesta de Expectativas Económicas de El Observador –realizada entre el 1º y el 2 de marzo– proyecta una leve reducción del déficit fiscal este año, desde el equivalente a 3,5% del PIB al cierre de 2017 a 3,4% este año. De cara a 2019 –último año de gestión–, la tendencia a la baja se mantiene y las previsiones se ubican en 3,3%.

Los ingresos del sector público no financiero se ubicaron en 29,4% del PIB y aumentaron 0,1% del PIB respecto al mes anterior. En tanto, los ingresos del Gobierno Central–BPS se mantuvieron estables en 29,1% del PIB, mientras que el resultado primario corriente de las empresas públicas registró un aumento de 0,1% del PIB debido a las mejoras de ANCAP, UTE y ANTEL.

Por su parte, los egresos del sector público no financiero se situaron en 30,3% del PIB y disminuyeron 0,1% del PIB respecto a enero. Los egresos primarios corrientes del GC-BPS permanecieron incambiados ubicándose en 28,1% del PIB, mientras que las inversiones disminuyeron 0,1% del PIB fundamentalmente por la desacumulación de existencias de crudo y derivados de Ancap, según informó el MEF.