Montevideo, Xinhua. El déficit fiscal de Uruguay aumentó en el año móvil con cierre en febrero a 2,8% del Producto Interno Bruto (PIB), desde 2,7% en enero, según datos oficiales que publicó la prensa local.

El empeoramiento de las cuentas públicas dejó un saldo en rojo equivalente a US$1.395 millones y se dio pese a un incremento de los ingresos del sector público no financiero de 0,1 puntos del PIB.

De acuerdo con el informe del ministerio de Economía, los ingresos del sector público no financiero se ubicaron en 29,1% del PIB a raíz del resultado primario de las empresas públicas y en especial de la energética UTE.

Por otro lado, los egresos primarios del sector público no financiero permanecieron en 29,3% del PIB mientras las transferencias crecieron 0,1%.

Las cuentas estatales también fueron deficitarias antes del pago de intereses de deuda (resultado primario) con un rojo de 0,07%.

Uruguay cerró 2012 con un déficit fiscal de 2,8%, el nivel más alto desde 2003, convirtiéndose en una de las preocupaciones del gobierno del presidente José Mujica.

Para el ministerio de Economía, buena parte de ese saldo en rojo respondió a "factores de carácter extraordinario" como un sobrecosto energético a raíz de una sequía y transferencias especiales del Estado.

El gobierno espera terminar 2013 con un déficit de 1,4%.