El déficit fiscal de Uruguay aumentó a 3,2% del Producto Interno Bruto (PIB) en el año móvil con cierre en octubre, desde un 3% el mes anterior, según el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

El saldo en rojo de las cuentas públicas equivale a US$1.760 millones americanos, de acuerdo con el informe oficial que publicó la prensa local.

El resultado primario del sector público (antes del pago de deuda) fue deficitario en 0,4% del PIB, completando nueve meses de retroceso, y equivalió a unos US$209 millones.

Los ingresos del Sector Público no Financiero se ubicaron en 30,3% del PIB tras un alza de 0,1% del PIB a raíz de un incremento de la recaudación de la Seguridad Social.

Por otra parte, los egresos primarios del Sector Público no Financiero registraron un alza de 0,3 puntos.

El gobierno elevó su proyección de déficit fiscal para 2014 de 2,4 a 3,3% del PIB, lo que representaría un máximo desde la crisis financiera de 2002.

Uruguay finalizó 2013 con un desequilibrio de las cuentas públicas de 2,3% tras cerrar 2012 con un rojo de 2,8%, el nivel más alto desde 2003.