Montevideo. El déficit fiscal de Uruguay aumentó a 3,2% del Producto Interno Bruto (PIB) en el año móvil con cierre en mayo, frente al 2,9% del mes anterior, según datos oficiales que hoy publicó la prensa local.

En ese periodo, el saldo en rojo de las cuentas públicas se ubicó en el equivalente a unos US$1.785 millones, de acuerdo con el informe del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

Los ingresos del sector público no financiero se mantuvieron prácticamente estables en 29,9% del PIB mientras los egresos primarios aumentaron 0,2 puntos.

El resultado primario del sector público (previo al pago de deuda), en tanto, fue negativo en 0,47% del PIB, encadenando cuatro resultados deficitarios después de un ciclo de 11 meses de superávit.

El gobierno elevó su proyección de déficit fiscal para 2014 de 2,4% a 3,3% del PIB, lo que representaría un máximo desde la crisis financiera de 2002, según un documento oficial divulgado.

Uruguay finalizó 2013 con un desequilibrio de las cuentas públicas de 2,3% tras cerrar 2012 con un rojo de 2,8%, el nivel más alto desde 2003.