Buenos Aires. Argentina registraría un déficit fiscal primario de unos 56.000 millones de pesos (US$6.548 millones) en 2014, dijo este viernes el Jefe de Gabinete de Ministros Jorge Capitanich.

El resultado primario es seguido de cerca por los mercados financieros porque representa una medida sobre la capacidad de un país para honrar sus compromisos.

"El resultado fiscal primario proyectado para el año 2014 alcanza a menos 1,35% del Producto Interno Bruto (PIB), esto es 56.000 millones de pesos", dijo Capitanich en conferencia de prensa.

Con este resultado, las cuentas públicas del país sudamericano arrojarían un saldo negativo por tercer año consecutivo.

Durante 2013 el rojo presupuestario que no incluye pagos de deuda se ubicó en 22.469 millones de pesos (US$2.626,3 millones).

Argentina mantiene fuertes subsidios al suministro y consumo de gas y electricidad y al transporte público, entre otros, que absorben una gran cantidad de pesos de sus cuentas públicas.

El funcionario agregó que el "resultado fiscal financiero alcanza a menos 137.000 millones de pesos (US$16.013 millones), o sea 3,3% del PIB".

El resultado financiero incluye los pagos de deuda.

En noviembre pasado, el superávit fiscal primario -que no incluye los pagos de deuda- fue de 388,3 millones de pesos (US$45,3 millones) y el resultado financiero arrojó un déficit de 3.393 millones de pesos (US$397 millones).

El gobierno de la presidenta Cristina Fernández impulsa el gasto público para sostener la demanda interna en momentos en que la economía se encuentra estancada.