Argentina registró en abril un déficit presupuestario primario de 17.949 millones de pesos (unos US$1.974 millones), frente a un superávit 671,1 millones de pesos en el mismo mes del 2014, informó este miércoles el Gobierno.

El resultado no incluye los pagos de deuda.

El déficit se da por un abultado gasto público en un año de elecciones presidenciales, en el marco de una economía estancada y una alta inflación.

Este dato es seguido de cerca por el mercado financiero porque representa una medida sobre la capacidad de un país para honrar sus compromisos financieros.

El resultado financiero del sector público consolidado -que sí incluye los pagos de la deuda- registró un déficit de 24.103 millones de pesos, señaló el Ministerio de Economía en un comunicado publicado en la noche del miércoles.