La crisis económica afecta también al sector microempresario, que aglutina a numerosos rubros de las áreas comercial, industrial, rural y de servicio.

Para el director del Centro Municipal de Promoción Empresarial (Cemupe), Javier Alcaraz, se necesita de una estrategia país para desarrollar este sector, que según dijo, es el generador de empleo por excelencia.

El efecto de los problemas en el sector cárnico y en el agro sin dudas impactará en los demás rubros económicos, indicó Alcaraz, por lo que la microempresa podría constituirse en una fuente de ingresos para las familias.

Añadió empero que, si bien en la municipalidad de Asunción, por medio del Centro Municipal de Promoción Empresarial (Cemupe), se busca promover el emprendedurismo, falta una política más consistente a nivel país.

De acuerdo con lo explicado, hace falta una estrategia para el desarrollo de este sector, con una agenda permanente de trabajo de corto, mediano y largo plazo.

Es por medio de las microempresas que se emplea a millones de paraguayos y a la vez se promueve el trabajo independiente, que permite mejorar el nivel de vida de las personas.

No obstante, este sector necesita mayor apoyo técnico en el área de marketing en general y también económico, sobre todo en el acceso a créditos blandos.

El primer aspecto es importante para que los productos y servicios encuentren mercado y el segundo es fundamental para la creación de cada emprendimiento y luego para el crecimiento.