Los depósitos bancarios reportaron un comportamiento atípico en un período corto de 30 días. Del 23 de junio al 21 de julio de 2011, la captación de recursos de la banca privada registró tres decrecimientos y apenas un aumento.

Para expertos en política monetaria, ese comportamiento se explica por la incertidumbre generada por la aplicación de un cobro de 0,03 puntos sobre los retiros, recursos que servirán para financiar la Tasa de Seguridad Poblacional.

Desaceleración. La desaceleración de la captación de recursos del público en el sistema bancario es parte del informe semanal que elabora el Banco Central de Honduras (BCH).

Entre el 23 y el 30 de junio de 2011, la captación total mostró un decremento de 1.217,6 millones de lempiras, explicado por la caída en la captación en moneda extranjera de 671,8 millones de lempiras y en moneda nacional de 545,8 millones, principalmente por el descenso en los depósitos de empresas del rubro industria y comercio, así como de importadoras de combustibles y generadoras de energía.

Del 8 al 14 de julio, el saldo de la captación total se redujo en 966.9 millones de lempiras, producto del decremento en los depósitos en moneda nacional de 784,3 millones de lempiras y en moneda extranjera de 182,7 millones, lo que se explica básicamente por retiros de depósitos de empresas de los sectores comercio, comunicaciones, industria y hogares, así como de importadoras de combustibles y generadoras de energía.

En la semana del 15 al 21 de julio, el saldo de la captación total disminuyó en 314.4 millones de lempiras, producto de la reducción en los depósitos en moneda extranjera en 226,4 millones de lempiras, resultado del retiro de recursos de empresas del rubro servicios y del sector hogares; y en moneda nacional 88 millones de lempiras, lo que se debe al retiro de depósitos de empresas de los rubros industria, comercio y servicios, así como de empresas térmicas generadoras de energía eléctrica.

Solo en la semana del 1 al 7 de julio pasado se reportó un incremento de 433,4 millones de lempiras, explicado por el alza en la captación en moneda extranjera de 481,6 millones, compensando la caída en moneda nacional de 48,2 millones de lempiras.