El ex presidente del Banco Central de Chile, José de Gregorio, afirmó que el descenso en el ritmo de crecimiento de las economías emergentes explica la desaceleración de la economía local.

La recuperación "ha sido un poco más lenta de lo esperado (...) Todas las estimaciones han sido más optimistas de lo que ha habido. Todas las estimaciones internacionales que hay apuntan a que el mundo emergente está creciendo menos", dijo De Gregorio.

A juicio del economista "éste es un tema que es importante tomarlo en contexto (porque está ocurriendo) con mucha fuerza en países exportadores de materias primas".

El Banco Central rebajó en junio pasado la proyección de crecimiento económico para este año a un rango de 2,25%-3,25% desde el 2,5%-3,5% previsto en marzo. Una cifra que incluso podría descender aún más según han advertido operadores de mercado.

"Esto es un ciclo económico que ocurre. Las economías salen con mucha fuerza, alcanzan sus niveles de plena capacidad y se empiezan a desacelerar, en particular cuando tenemos fenómenos que se agravan, como la reducción de la inversión en materias primas, y todos estos fenómenos que obviamente le quitan mucha fuerza a la economía chilena", aseguró De Gregorio.

El experto indicó que la desaceleración que se también se observa en Perú, Colombia, México y Brasil.

En este contexto, indicó que "debiéramos empezar a retomar en algún momento en los próximos trimestres algún mayor crecimiento, no una aceleración brusca ni algo así, pero debiéramos empezar a retomar mayor crecimiento (...) Estamos pasando por un momento complicado".

"Vamos a tener ajustes de precios. La inflación hacia 12 meses va a ajustarse hacia la baja, vamos a gradualmente retornar al rango meta de inflación, vamos a tener un tipo de cambio más alto, y vamos a tener menor actividad", señaló el economista.