Francfort. La reciente rebaja de calificación de deuda soberana de España era "en parte esperada" y no amenaza la estabilidad financiera de la eurozona, dijo el vicepresidente saliente del Banco Central Europeo, Lucas Papademos.

Papademos afirmó que la situación de España "es bastante diferente a la de Grecia", que vio su calificación de deuda soberana caer a nivel de basura o "chatarra".

"España sigue teniendo una calificación muy alta", señaló el funcionario, después de que Fitch Ratings rebajara el viernes la calificación de España a AA+ desde AAA.

"No hay ningún riesgo para la estabilidad financiera en la eurozona como región por esta decisión", dijo Papademos durante la presentación del informe de Estabilidad Financiera del BCE.