Sao Paulo. La desconfianza en el escenario electoral de Brasil, con una posible victoria del candidato del Partido de los Trabajadores (PT), Luiz Inácio Lula da Silva, actualmente en prisión, o del aspirante del Partido Social Liberal (PSL), Jair Bolsonaro, un diputado sin experiencia administrativa, propiciaron la devaluación del real frente al dólar, afirmó el analista económico Clemens Nunes.

El profesor de la Escuela de Economía de la Fundación Getulio Vargas de Sao Paulo dijo a Xinhua que "la subida del dólar al nivel de 4 reales tiene que ver con la dinámica doméstica brasileña. El mundo financiero está viendo con incertidumbre el escenario electoral".

Este lunes, una encuesta de la agencia de estudios de opinión pública Ibope reveló que el ex presidente Lula, en prisión por corrupción, lidera ampliamente la intención de voto de cara a las elecciones presidenciales del 7 de octubre.

No obstante, el mismo estudio detalló que en caso de que Lula sea inhabilitado de participar en los comicios presidenciales, debido a que la ley brasileña impide a un condenado en segunda instancia postular para un cargo público, el primero en intención de voto sería Bolsonaro.

Debido a la posibilidad de que Lula sea inhabilitado, el mercado financiero muestra resistencia ante una posible segunda vuelta electoral entre Bolsonaro y el eventual reemplazo del candidato del PT, quien podría ser el ex ministro de Educación y ex alcalde de Sao Paulo, Fernando Haddad.

Al panorama de incertidumbre electoral, se suma el posible nombramiento del economista Paulo Guedes como ministro de Economía, en caso de una victoria de Bolsonaro, quien cuenta con escasa experiencia de gobierno.

En este sentido, Nunes aseguró que "estamos entrando a un escenario de incertidumbre ante un segundo turno entre Haddad y Bolsonaro".

De acuerdo con el experto, tras la encuesta de Ibope, el mercado financiero percibió muy difícil que el candidato preferido de este sector, el ex gobernador paulista Geraldo Alckmin, del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB), pueda alcanzar a Bolsonaro.

Esta incertidumbre se ha visto reflejada en la economía brasileña, debido a que el dólar no cotizaba por encima de los 4 reales desde la sesión del 29 de febrero de 2016, lo que significa que en el acumulado de 2018 la moneda brasileña se ha devaluado un 20%.

El experto consideró que, con Haddad como candidato, el escenario para el mercado financiero sería de un "gradualismo" para enfrentar el déficit fiscal y el ajuste de gastos.

"No hay espacio para una agenda gradualista, de cinco años para reducir el déficit fiscal y el PT no tiene un referente económico confiable hace mucho tiempo", opinó Clemens.

Al panorama de incertidumbre electoral, se suma el posible nombramiento del economista Paulo Guedes como ministro de Economía, en caso de una victoria de Bolsonaro, quien cuenta con escasa experiencia de gobierno y limitado apoyo en el Congreso.

Al respecto, Nunes apuntó que "la duda es si Guedes puede llevar adelante una política de shock. Seguramente buscará no ser gradualista, dar un shock en la reducción del déficit fiscal pero no tendrá suficiente volumen político para seguir en el cargo si es que se presentan inconvenientes".