En la medida en que se eleve la competitividad industrial en el país se fortalecerá el tipo de cambio del lempira respecto al dólar y se evitará la pérdida de más puestos de trabajo.

Fueron las declaraciones del presidente de la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), Daniel Facussé, ante el anuncio del cierre de operaciones en el país de cuatro fábricas de este rubro diseminadas en la costa norte.

"Se nos ha anunciado que para finales del año se perderán unos 4.500 puestos de trabajo", indicó.

El empresario fue del parecer que el panorama laboral en este momento no es atractivo para la mano de obra y tampoco para la economía del país.

"Tenemos que apretarnos la faja y el país debe tomar decisiones para ser más competitivos. Si el gobierno toma nuevas acciones macroeconómicas se agudizará la situación económica para la población hondureña", expresó.

Los empresarios se quejan por el alto costo de la energía eléctrica y la falta de una política salarial competitiva respecto a los vecinos países.