Madrid. El número de parados españoles disminuyó en 541.700 personas en 2016, con lo que la cifra total de desempleados cerró el ejercicio en los 4.237.800, el nivel más reducido desde el tercer trimestre de 2009, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, la tasa de paro descendió hasta el 18,63% de la población activa y marcó el porcentaje más bajo en los últimos siete años, mientras que la ocupación laboral se incrementó hasta 18.508.100 personas, es decir, 413.900 más que en 2015, señala el INE.

Por su parte, el presidente del gobierno, Mariano Rajoy, dijo que España puede llegar a los 20 millones de ocupados en esta legislatura, si sigue creando empleo a un ritmo anual de entre 400.000 y 500.000 puestos de trabajo.

En declaraciones radiofónicas a la emisora Onda Cero, Rajoy indicó que desde 2013, el peor momento de la crisis, hasta 2016 se han creado 1.750.000 empleos y la previsión es que en 2017 se generen más de 400.000 nuevos puestos.

"Perdimos 3,4 millones de empleos en la crisis. Espero que no volvamos a vivir algo así", puntualizó el jefe del Ejecutivo.

En términos anuales, todas las comunidades, menos la de Extremadura (sureste), han incrementado su ocupación aunque las mayores tasas de aumento del empleo se dieron en las regiones de Cataluña, Comunidad Valenciana y Murcia, indica el INE.