Rio de Janeiro. La tasa de desempleo de Brasil descendió a un 6,4% en abril desde un 6,5% en marzo, la más reciente señal de que un ajustado mercado laboral está presionando la inflación en la mayor economía de Latinoamérica.

La tasa de desocupación fue la menor registrada en un mes de abril desde que se adoptó la actual metodología de medición en el 2002, dijo este jueves el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La baja de la desocupación estuvo justo en línea con lo esperado, de acuerdo a la mediana de los pronósticos de los analistas consultados por Reuters, que fluctuaron entre un 6,3% y un 6,7%.

El año pasado, la tasa de desempleo de Brasil anotó una serie de mínimos históricos. El ajustado mercado ayudó a aumentar los salarios en la medida en que los empleadores buscaron espacialmente a trabajadores con mayores niveles de educación y habilidades técnicas.

Sin embargo, al mismo tiempo dio paso a un auge del consumo que llevó a la inflación por encima de la meta del Banco Central.

En abril, el número de brasileños con empleo en las seis principales áreas metropolitanas del país se mantuvo sin cambios respecto a marzo en 22,3 millones de personas, dijo el IBGE.

La cifra de personas que buscaron empleo infructuosamente también permaneció estable respecto al mes anterior, en 1,5 millones de personas.

Los salarios reales, que están ajustados por inflación, bajaron un 1,8% intermensual a 1.540 reales (US$944,80 dólares).