Sao Paulo. El desempleo en Brasil bajó a un mínimo histórico en diciembre, según cifras del gobierno, en una nueva evidencia de que los dos últimos años de débil crecimiento apenas han afectado al mercado laboral.

La tasa de desempleo en Brasil cayó a un 4,6% en diciembre, desde el 4,9% de noviembre, informó el jueves la agencia estatal de estadísticas IBGE.

No obstante, el desempleo superó la mediana de las previsiones de un sondeo de Reuters a 27 economistas que apuntaba a un 4,4%. Los pronósticos abarcaron un rango desde un 4% a un 4,9%.

La tasa fue la más baja desde que se comenzó con la serie actual en 2002. En diciembre del 2011, la tasa de desempleo había sido de un 4,7%.

Los salarios reales, a los que se les descuenta el efecto de la inflación, cayeron un 0,9% desde noviembre a un promedio de 1.805 reales (912 dólares) mensuales, que representa un alza del 3,2% frente al diciembre del año anterior.

La economía brasileña creó 1,3 millones de empleos el año pasado, su ritmo más bajo desde el 2003, según cifras del Ministerio de Trabajo publicadas el jueves, que además mostraron que se recortaron 497.000 puestos en diciembre, más de lo esperado.

El Producto Interno Bruto (PIB) en Brasil habría crecido un modesto 1 por ciento en el 2012, según la mayoría de los pronósticos, un desempeño decepcionante tras la expansión del 7,5% que registró en el 2010.

En el 2011, la actividad se expandió un 2,7%, según datos oficiales.

El Ministerio de Trabajo prevé que este año se crearán 2 millones de puestos de trabajo gracias a una recuperación de la economía.