La tasa de desempleo en Brasil llegó a 9% entre septiembre y noviembre del año pasado, la mayor para un trimestre desde 2012, informó el estatal Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE).

La entidad detalló que el desempleo en el lapso de referencia fue superior al 8,7% tenido entre junio y agosto anteriores.

De acuerdo con el reporte del IBGE, de septiembre a noviembre de 2014 la desocupación en el país sudamericano llegó a 6,5%.

El número de brasileño sin empleo (septiembre-noviembre) alcanzó 9,1 millones, la mayor cantidad desde que se empezó a analizar el indicador por trimestres hace cuatro años.

De septiembre a noviembre de 2015, un total de 92,2 millones de personas tuvieron trabajo formal, mientras que los trabajos con contrato disminuyeron 3,1% respecto al mismo período trimestral de 2014.

El número de trabajadores por cuenta propia subió 2,1% respecto a agosto y 4,5% con relación a noviembre de 2014.

Por sectores, las mayores pérdidas en puestos de trabajo correspondieron a la industria con 2,9% y agricultura 2,5%.

El empleo en actividades de información, comunicación, financieras, inmobiliarias, profesionales y administrativas tuvo un descenso de 6,7%.

Los puestos de trabajo crecieron 6,1% en el sector de la construcción y 4,7 en servicios domésticos.

Aumentaron también 3% en los sectores de transporte, almacenaje y correos, mientras que lo hicieron en 2,3% en la administración pública.

El ingreso medio de los trabajadores brasileños en el trimestre finalizado en noviembre fue de 1.899 reales (unos US$470).

El aumento del desempleo es una de las evidencias de la crisis económica que vive Brasil, cuya economía se contrajo 3,71% en 2015, según reportes preliminares del mercado financiero, ya que los datos oficiales se divulgarán en marzo próximo.

La misma fuente estima una contracción de 3,3% en todo 2016, una inflación de 10,67% y una tasa básica de interés de 4,25%.