Sao Paulo. La tasa de desempleo de Brasil subió en febrero a un 5,7%, pero aún así marcó un mínimo histórico para un segundo mes del año, dijo este jueves el instituto nacional de estadísticas IBGE.

Se esperaba que la tasa de desempleo se elevara al 5,9% desde la cifra reportada para enero de un 5,5%, según la mediana de un pronóstico de Reuters entre 19 economistas, cuyas estimaciones fluctuaron entre un 5,7% al 6,2%.

La cifra de desempleo de febrero es la más baja para el mes desde que se inició la serie de datos en el 2002, una señal de que el mercado laboral brasileño aún no ha sido afectado por la desaceleración económica del segundo semestre del 2011.

En febrero del año pasado, Brasil anotó una tasa de desempleo del 6,4%.

Los salarios reales, que descuentan la inflación, subieron un 1,2% respecto a enero a 1.699,70 reales (US$931) y aumentaron un 4,4% respecto a febrero del año anterior.

El mes pasado, la cantidad de brasileños con empleo en las seis mayores áreas metropolitanas sondeadas se mantuvo sin cambios respecto al mes anterior, pero subió un 1,9% frente al mismo mes del 2011, dijo el IBGE.

La cantidad de personas que buscó trabajo sin éxito también permaneció sin cambios en febrero respecto a enero, en 1,4 millones. La cifra cayó un 8,6% respecto a un año atrás.

Los años de sólida creación de empleos ayudaron a Brasil a convertirse en la sexta mayor economía del mundo durante el 2011, asegurándole a la presidenta Dilma Rousseff un fuerte apoyo popular y apuntalando un alza en los precios de las viviendas en los últimos años.

La tasa de desempleo llegó a un mínimo histórico de un 4,7% en diciembre.