El desempleo en Chile bajó al 6,1% en el trimestre móvil a diciembre, apoyado en el avance de los empleos por cuenta propia, en medio del bajo dinamismo de la actividad local, informó el martes el Gobierno.

La cifra, divulgada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), estuvo en línea con lo esperado. Un sondeo de Reuters había indicado una estimación del 6,1% para el período.

"La tasa de desocupación se redujo (en el trimestre), resultado del leve incremento de los ocupados (0,2%) y de la nula variación de la Fuerza de Trabajo, lo que derivó en la disminución de los desocupados (-2,6%)", detalló el INE.

La desocupación fue inferior en 0,1 punto porcentual frente a septiembre-noviembre, pero mayor al 5,8% de desocupados en los tres meses a diciembre del 2015.

"En doce meses, los desocupados aumentaron 6,3%, incididos mayoritariamente por mujeres, mientras que los ocupados crecieron 1%, incididos por trabajadores por cuenta propia", explicó el organismo.

Los sectores comercio y agricultura y pesca lideraron el alza anual de ocupados.

El desempleo ha permanecido bajo presión en el último año por el deterioro de la minería e industria manufacturera. La economía ha sufrido especialmente con la debilidad en los precios de materias primas como el cobre, del que Chile es el mayor productor mundial.

El promedio anual de desempleo para 2016 llegó al 6,5%, lo que representa un alza de 0,3 puntos porcentuales frente al 2015, debido a un aumento de ocupados y en menor medida a la variación positiva de la fuerza de trabajo.