Santiago. Según informó este miércoles el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), la tasa de desocupación nacional del trimestre julio-septiembre 2018 alcanzó 7,1%, con una variación anual de 0,4 puntos porcentuales (pp.).

Este resultado se debió a la expansión de 0,9% de la fuerza de trabajo, por sobre la reportada por los ocupados (0,5%), lo que generó una mayor presión en el mercado laboral, aunque en menor medida que en períodos anteriores.

En tanto, los desocupados crecieron 6,6%, explicados por los incrementos de cesantes (6,1%) y de quienes buscan trabajo por primera vez (11,6%).

La tasa de desocupación femenina fue 7,4%, aumentando 0,5 pp. en doce meses, mientras que la tasa de desocupación de los hombres se situó en 6,8%, registrando 0,2 pp. más que en igual trimestre de 2017.

La tasa de presión laboral alcanzó 12,9%, incrementándose 0,3 pp. anualmente, debido a las alzas de los ocupados que buscan empleo (0,7%) y de los desocupados (6,6%), ya que los iniciadores disponibles (-3,8%) descendieron.

En doce meses, la tasa de desocupación creció en nueve regiones y se contrajo en seis. La expansión de mayor magnitud se presentó en Los Ríos (2,3 pp.) y la principal reducción se registró en Los Lagos (-2,1 pp.).

El informe del INE también indicó que “la población fuera de la fuerza de trabajo o inactiva aumentó 3,0%, incidida solo por los inactivos habituales (4,0%)”.

Por último, el organismo detalló que “la tasa de ocupación informal fue 28,6%, descendiendo 0,8 pp. en doce meses. En el mismo período, los ocupados informales se contrajeron 2,1%”.