La caída en el número de desempleados es de 0,91% respecto a marzo, mientras en los últimos doce meses la tasa de desempleo se redujo en 7,5 puntos y se situó en torno a 5%.

Se trata del segundo descenso consecutivo, ya que en marzo el servicio público de empleo registró 4.979 desempleados menos, una caída de apenas 0,1% respecto a febrero; en abril del año pasado la caída fue de 6.632 personas.

En términos interanuales, el desempleo aumentó en 244.958 personas, cuando hace un año el aumento superaba el medio millón.

Por otro lado, en cuanto a la creación de empleo, el número medio de afiliados a la Seguridad Social aumentó en abril por segundo consecutivo, al subir en 51.077 personas, 0,32%, con lo que la cifra total de ocupados escaló hasta 16.232.352 personas.

La caída del desempleo en abril se explica habitualmente por el efecto estacional relacionado con el inicio de la temporada de turismo en zonas como Cataluña, Andalucía y las Islas Baleares.

En ese sentido, una de las grandes centrales de trabajadores de España, Comisiones Obreras, indicó que “en términos desestacionalizados el desempleo creció en más de 17 mil personas”.

“Las reformas y recortes del gobierno del Partido Popular (PP) no han contribuido a solucionar los problemas del mercado laboral, más bien lo contrario”, afirmó el sindicato liderado por Ignacio Fernández Toxo.

Las cifras del Ministerio contrastan con la última Encuesta de Población Activa (EPA) correspondiente al primer trimestre de 2013 que difunde el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que sitúa el desempleo de España en 6,2 millones de personas, 27,16% de la población activa, un récord histórico, que se toma de referencia a nivel europeo.

Esto se debe a que los datos publicados mensualmente por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social corresponden únicamente a las personas inscriptas en el servicio público como demandantes de empleo.

De este grupo quedan excluidos un gran número de desocupados como los menores de 25 años o personas que demanda trabajo de corta duración y jornada reducida, así como los que buscan trabajo por otras vías.

A pesar de ello, el gobierno de Mariano Rajoy celebró la caída del desempleo registrado en abril.

"Siempre que se reduce el paro y aumenta la afiliación es positivo", afirmó el Ministro de Economía español, Luis De Guindos, al intervenir en un foro económico.

“Estamos a punto de completar un año con datos mensuales de paro mejores que los del mismo mes del año anterior, y el gobierno seguirá trabajando para frenar la destrucción de empleo”, dijo por su parte la secretaria de Empleo, Engracia Hidalgo.