Lisboa, Xinhua. La falta de trabajo disparó la emigración indocumentada de Portugal en 2011 cuando abandonaron el país unos 100.000 portugueses, de acuerdo con datos del gobierno citados por el "Diario Económico".

El secretario de Estado de las Comunidades, José Cesário, admitió en un repunte la emigración ilegal de los portugueses como consecuencia de la crisis del país.

Cesário dijo que la emigración ilegal no ha parado de crecer el último año, en especial a países fuera de Europa, entre ellos Brasil, Canadá y Estados Unidos.

Otros destinos de la emigración ilegal portuguesa incluyen Angola y Mozambique.

"Hay una clara disminución de la emigración en Europa, porque hay menos oferta de trabajo en la Unión Europea y hay cada vez más demanda", explicó el funcionario al diario local.

Citó el caso de Luxemburgo, donde las autoridades locales solicitan a Portugal que informe a sus ciudadanos que "el mercado de trabajo se ha estancado", como una forma de disuadir el destino.

Cesário prevé sin embargo que la cifra de portugueses emigrantes este año resulte comparable con la de 2011 entre las 100.000 y 120.000 personas que salieron del país en busca de trabajo.

A su vez y ante el aumento de la emigración ilegal, Cesário llamó a los portugueses a frenar el éxodo si es que no tienen "garantías absolutas del trabajo a desempeñar y sin la seguridad de que éste se desarrolla en circunstancias legales".

El desempleo explica en buena parte la creciente emigración portuguesa. Datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) revelan que el paro alcanzó en el segundo trimestre de este año un 15 por ciento y según las estimaciones del gobierno subirá al menos al 16,4% en 2013.

En septiembre último el desempleo en Portugal fue de 683.557 personas, 23,4% más que en igual periodo de 2011.

Entre junio de 2011 e igual mes de 2012, 65.000 jóvenes con edades entre los 25 y los 34 años dejaron el país.

Sólo en el primer semestre de este año, abandonaron Portugal 44.000 jóvenes lusos, según los datos del INE, lo que revela una considerable pérdida de población activa en Portugal.

Jorge Malheiros, miembro del Centro de Estudios Geográficos de la Universidad de Lisboa, dijo en declaraciones a la TSF que la salida del país se produce más entre hombres, el sector más afectado por el desempleo.