Buenos Aires. Especialistas laborales en Argentina aseguraron que el trabajo flexible es, en muchos casos, "un factor determinante en una oferta de trabajo", destacó este jueves un informe privado.

Según la encuesta más reciente realizada por la empresa especializada Regus, proveedor global de lugares de trabajo, "el 79% de los trabajadores elegiría una propuesta sobre otra similar si se ésta le ofreciera la posibilidad de trabajo flexible".

"Un sorprendente 72% confirmó que el trabajo flexible también mejora la retención del personal", aseguró el reporte.

La encuesta, que analizó las opiniones de más de 20.000 altos ejecutivos a nivel global, dueños de negocios y trabajadores en 95 países de todo el mundo, confirma que "en Argentina se puede utilizar el trabajo flexible para evitar la rotación de los empleados".

Añade que 69% de los encuestados apuntó al trabajo flexible como una ventaja laboral que atrae "a los mejores talentos".

Según Regus, "el reclutamiento es un proceso costoso que muchas empresas mundiales estarían encantadas de reducir".

Un estudio realizado por el Instituto Colegiado de Personal y Desarrollo (CIPD, por siglas en inglés), una asociación conformada por profesionales de la gestión de recursos humanos, estimó que el costo de un empleado que abandona su puesto de trabajo asciende a los 50.800 pesos argentinos (US$6.446), y a los 54.500 pesos (US$6.916) en el caso de gerentes.

La investigación en Argentina también presentó que "67% de los encuestados declaró que una oferta de trabajo flexible hace a los empleados más leales", y que "57% de los trabajadores rechazaría un empleo que no contemplara el trabajo flexible".