Washington. La relación de la deuda estadounidense frente al producto interno bruto alcanzará 62% para el final del actual año fiscal, el 30 de septiembre, su nivel más alto desde el fin de la Segunda Guerra Mundial.

Así lo aseguró este miércoles el titular de la Oficina de Presupuesto del Congreso (CBO), Doug Elmendorf, ante un grupo de trabajo establecido por la Casa Blanca, conocido como National Commission on Fiscal Responsibility.

El objetivo de esta instancia es recomendar vías para poner bajo control el gasto federal en el largo plazo, debido a las expectativas de que la cifra podría subir al 90% para el 2020 si la mayoría de los recortes de impuestos del 2001 y 2003 son renovados.

Durante la cita, Elmendorf dijo que los déficit presupuestarios probablemente "disminuirán marcadamente" en los próximos años, a medida que mejora la economía.

La relación deuda a PIB es un indicador clave utilizado por los economistas y las autoridades para medir la salud de la economía de un país.