Nueva York. Los bonos de mercados emergentes se fortalecieron el viernes por la tarde debido a que los inversionistas parecen estar cada vez más convencidos de que la situación fiscal de Europa está temporalmente bajo control.

Los activos de mayor riesgo, incluyendo los valores de deuda del mundo en desarrollo, se beneficiaron del mayor apetito por el riesgo junto a los mercados bursátiles internacionales.

El viernes se registraron nuevas emisiones que gozaron de una fuerte demanda. En Brasil, BM&FBovespa SA y Banco Mercantil do Brasil SA emitieron bonos.

La prima de riesgo medida por el Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes de J.P. Morgan se estrechaba tarde en la sesión ocho puntos base a 334 puntos base sobre los títulos comparables del Tesoro de Estados Unidos. Sin embargo, el índice registró una caída del 0,09% frente a la sesión anterior. El bono de referencia de Brasil, el Global 2040, caía 3/16 a 134 1/2 comprador, según Reuters.

Los mercados de Argentina y São Paulo permanecieron cerrados por feriado. Sin embargo, el viernes se informó que el índice IGP-M de inflación de Brasil subió un 0,14% durante el período del 21 al 30 de junio.

El diferencial de la deuda de Brasil se estrechaba 10 puntos base a 223 puntos base sobre los títulos comparables del Tesoro en el Embig, mientras que su índice escalaba un 0,12%.

Sin embargo, los mayores avances del viernes los registró Venezuela, cuyo diferencial se reducía 28 puntos base a 1.192 puntos base sobre los títulos comparables del Tesoro, mientras que su índice escalaba un 0,62%.

La deuda de México se estrechaba nueve puntos base a 195 puntos base sobre los valores comparables del Tesoro, y su índice avanzó un 0,04%.

Por otra parte, el diferencial de rendimiento de la deuda de Perú se reducía seis puntos base a 190 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro y su índice avanzaba un 0,02%