Nueva York. Los bonos de mercados emergentes se fortalecieron este miércoles frente a los títulos del Tesoro de Estados Unidos, impulsados por las expectativas de nuevas medidas de estímulo de parte de la Reserva Federal.

En el mercado aumenta la especulación de que el banco central iniciará una segunda ronda de flexibilización cuantitativa, que es cuando la Fed compra deuda de gobierno para impulsar la economía. Si bien esto llevó a un ascenso en los títulos del Tesoro este miércoles, los bonos de mercados emergentes mantuvieron su solidez frente a los instrumentos estadounidenses, a medida que menores tasas de los títulos a largo plazo del Tesoro de Estados Unidos mantendría el atractivo de los activos de mayor rendimiento del mundo en desarrollo.

La prima de riesgo medida en el Índice Global de Bonos de Mercados Emergentes de JPMorgan se ajustaba tres puntos base a 289 puntos base sobre instrumentos comparables del Tesoro de Estados Unidos. El índice caía un 0,05% frente a la sesión previa. El bono de referencia de Brasil, el global 2040, escalaba 1/16 a 139 15/16 comprador, según Reuters.

La prima de riesgo de Brasil se ajustaba cinco puntos base a 183 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro y su índice se elevaba un 0,3% frente a la sesión previa.

El Banco Central de Brasil informó este miércoles que la actividad económica de la mayor economía de América Latina se expandió un 7,48% interanual en los 12 meses finalizados en agosto.

La cifra se dio a conocer justo antes de la decisión de política monetaria del banco central del miércoles por la tarde, cuando se espera que las tasas de interés se mantengan en un 10,75%.

En tanto, el gobierno volvió a recurrir al mercado el miércoles con una emisión del bono denominado en reales Global 2028, con el cual espera recaudar 1.000 millones de reales con un rendimiento por debajo del 9%.

Por otra parte, la prima de riesgo de México se ajustó seis puntos base a 189 puntos base sobre títulos comparables del Tesoro y su índice se elevó un 0,07%.