La Paz. Bolivia disminuyó su deuda externa de 74% en 2005 -antes de la llegada al gobierno del presidente Evo Morales- al 32% en 2012, informó el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Luis Arce Catacora.

Arce argumentó que el bajo endeudamiento externo le permite a Bolivia incursionar en el mercado de capitales bajo las mejores condiciones posibles, con el fin de promocionar al país como atractivo de inversiones externas directas gracias a sus acertadas políticas macroeconómicas.

"La deuda pública del país con respecto al Producto Interno Bruto, desde nuestro gobierno, ha sufrido un descenso abrupto; estábamos en 74% de endeudamiento hacia 2005 y hoy sólo tenemos un 32% de endeudamiento, lo que hace que el país tenga capacidad de endeudarse", afirmó el ministro.

"El objetivo es posicionar a nivel mundial al Estado Plurinacional de Bolivia como una economía exitosa en sus políticas macroeconómicas, con redistribución del ingreso, y eso ha sido reconocido por los inversionistas extranjeros", agregó.

Arce expresó que el otro fin es diversificar las fuentes de inversión.

"Hoy tenemos con esta emisión un nuevo recurso para ser utilizado cuando sea necesario", apuntó.

La deuda externa pública de Bolivia creció 18% desde junio de 2011 al primer semestre de 2012, según los últimos reportes del Banco Central de Bolivia (BCB).

El informe estadístico de la máxima entidad financiera señaló que la deuda externa a junio de 2011 alcanzó US$3.066 millones, y en los primeros seis meses del 2012 llegó a US$3.620 millones, es decir, el crecimiento en un año es de US$554 millones.

Los datos del BCB también especifican que la deuda externa pública aumentó en US$126,9 millones desde diciembre de 2011, cuando cerró en US$3.493 millones y hasta junio de este año llegó a US$3.620 millones.

Al 30 de junio, el mayor acreedor del país continúa siendo la Comunidad Andina de Fomento (CAF), un banco de desarrollo regional.

En el primer semestre, la deuda con la CAF sumó US$1.385,3 millones, es decir 38% del total, en tanto que el segundo mayor acreedor es el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), con US$761,7 millones (21%), y el Banco Mundial (BM), con US$407,1 millones, que corresponden al 11% del total.

Entre los prestamistas bilaterales, Venezuela es el mayor acreedor de Bolivia, pues se le adeudan US$420,9 millones, que es el 12% del total, por lo que se constituye en el tercero más importante por encima del BM.

Por su parte, China, con préstamos por US$226,7 millones, 6% de la totalidad, es el quinto mayor acreedor.

A Brasil se le adeuda el 5% del total, un monto de US$165,7 millones, de acuerdo con el detalle del informe del BCB.

El Tesoro General del Estado es el mayor deudor, pues debe el 77% del total, es decir, US$2.801 millones.