La deuda pública brasileña alcanzó 2,886 billones de reales (US$813.000 millones) en marzo pasado, lo que significó una alza de 2,38% respecto a febrero, según datos divulgados por el Tesoro Nacional.

La entidad indicó que en el segundo mes del año el débito público de la administración federal registró 2,819 billones de reales (US$794.000 millones) en el país sudamericano.

El aumento está vinculado sobre todo a la emisión de títulos públicos y en menor medida a la firma de contratos de préstamo.

El Tesoro Nacional reportó que las emisiones de deuda pública sumaron en marzo pasado 52.220 millones de reales (US$14.700 millones).

Los rescates a su vez alcanzaron 2.610 millones de reales (US$735 millones), como resultado de una emisión neta de 49.610 millones de reales (US$13.975 millones).

La deuda pública federal interna en circulación en el mercado nacional alcanzó 2,753 billones de reales (US$775.490 millones) en el tercer mes del año, lo que significó un incremento de 2,81% respecto a febrero.

A su vez, la deuda pública federal externa -con circulación en el mercado internacional y denominada en monedas extranjeras- llegó a 133.190 millones de reales (US$37.430 millones), es decir, tuvo una reducción de 5,7% ante febrero.

Según el Tesoro, la variación en la deuda pública externa se debió principalmente a la valorización del real brasileño con relación a otras monedas que componen el inventario de la deuda.

El informe apunta que las instituciones financieras detentan 24,3 de la deuda pública total, los fondos de pensión 22,6%, los fondos de inversión 20,9% y los inversores extranjeros 16,7%.

El Plan Anual de Financiamiento del gobierno brasileño estima que la deuda pública federal alcance un máximo de 3,3 billones de reales (US$930.000 millones) en 2016.