La deuda pública de España batió un nuevo récord en 2013, al situarse en el 93,9% del producto interno bruto (PIB) del país, según los datos definitivos publicados este viernes por el Banco de España.

La deuda del conjunto de las administraciones públicas fue el pasado año un 8,58% mayor que en 2012 y alcanzó los 960.640 millones de euros (US$1,33 billones) al cierre del año.

Se trata del nivel más alto de la serie histórica registrada, pero un porcentaje ligeramente menor que el previsto por el gobierno de Mariano Rajoy, que apuntaba al 94,21%. Para 2014 se espera un nuevo aumento que alcanzaría casi el 99% del PIB.

Según los datos del Banco de España, el mayor aumento en términos absolutos del endeudamiento correspondió a la administración central, que pasó de un endeudamiento del 73,9% en 2012 al 81,7% el pasado año, es decir, 836.127 millones de euros.

En términos relativos, el mayor crecimiento lo registraron las comunidades autónomas, cuya deuda supone ya el 11,51 por ciento del PIB con 206.797 millones de euros, otro récord. La deuda pública de España creció desde el inicio de la crisis económica en el país, en el año 2008. Un año antes se situaba en el 36,3% del PIB y desde entonces casi se ha triplicado.