Lima, Andina. La deuda pública del Perú hace diez años era equivalente al 46% del Producto Bruto Interno (PBI) pero al cierre del 2010 se redujo al 23%, señaló el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF).

“Después de tener una deuda pública que significaba el 46 por ciento del PBI en el 2000, Perú tiene hoy en día una deuda que significa sólo el 23% del producto, es decir, la mitad”, indicó el ministro de Economía y Finanzas, Ismael Benavides.

Además, mencionó que en la acutalidad los pagos de la deuda que realiza el Perú concentran el 12,9% del presupuesto público, comparado con casi 27% al que ascendía en el 2005.

“Es decir, el pago de la deuda externa ha dejado de ser una carga en el presupuesto de manera que ahora podemos usar más recursos para inversión, gasto social, y otros aspectos que benefician a la población”, comentó a la agencia Andina.

Asimismo, el titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) precisó que los ingresos del Estado se ubican alrededor del 12% del PBI.

“Una muestra de cómo está dejando este gobierno el tema de la deuda externa, ordenado y con plazos adecuados, ha sido la última emisión que se hizo en noviembre del 2010, en el que se colocaron bonos globales y soberanos por US$2.500 millones”, sostuvo.

Indicó que esto permitió hacer una exitosa operación de prepago con diversos organismos internacionales y algunos países, obteniendo un ahorro de US$140 millones al año y ‘pateando’ vencimientos de la deuda hasta en 40 años.

“Además, se lograron bonos globales que vencen en el año 2050. Jamás el Perú ha tenido un plazo de crédito tan extendido y una tasa de 5,625% que es una tasa históricamente baja y el plazo obtenido es el segundo más largo en la región después de México”, enfatizó.

El ministro destacó que esto refleja la confianza de los inversionistas internacionales en el Perú, además en la operación en dólares participaron 80 inversionistas internacionales de Estados Unidos, Japón y Europa, mientras que en soles fueron 75 inversionistas.

Subrayó que el Perú sigue siendo un lugar atractivo para la inversión extranjera directa, así, el año pasado recibió algo más de US$7.500 millones, cuadruplicando lo que recibió en el 2005.

Además, la inversión extranjera directa también continuó creciendo hasta llegar a representar casi el 5,5% del PBI al cierre del 2010.

“Y esto se explica porque el Perú ostenta un manejo serio de la economía y tiene grado de inversión que es un esfuerzo de varios gobiernos que ha culminado en que tres de las calificadoras de riesgo más importantes nos tengan con grado de inversión”, refirió.

Sostuvo que las Reservas Internacionales Netas (RIN) llegaron el año pasado a niveles récord de US$44.000 millones, casi tres veces la cifra alcanzada en el 2005.

“Y si comparamos con algunos otros países, nuestras reservas son 28,9% del PBI. Además es interesante resaltar que si deducimos la deuda externa de las reservas tendríamos una deuda negativa, es decir, el Perú sería acreedor del mundo con el volumen de reservas de hoy”, dijo.

Precisó que la deuda total del Perú suma US$33.000 millones, de este monto US$20.000 millones son deuda externa y los US$13.000 millones restantes son deuda interna.

Finalmente indicó que el PBI acumulado del Perú entre los años 2002 y 2010 ha crecido 73%, es el más alto en la región sudamericana, lo que demuestra un desenvolvimiento muy positivo y consistente.

“El PBI actual es de US$153.000 millones, y el PBI per cápita asciende a US$5.200 casi duplicando la cifra registrada en el 2005”, dijo.