La deuda italiana volvió a subir en marzo, tras haber descendido en febrero, y marcó el récord histórico de los 2,034 billones de euros, según publicó el Banco de Italia en su boletín mensual.

En febrero, la deuda de las administraciones públicas italianas había descendió de 5.200 millones de euros respecto al mes anterior, mientras que en marzo volvió a subir superando el récord de enero que había sido de 2.022 billones.

El documento también indica que las entradas tributarias en el tercer trimestre de marzo fueron de 83,829 millones, lo que supone un aumento del 0,79% respecto al mismo periodo de 2012.