Cavidea alerta que los costos operativos aumentaron en los últimos meses y que en algunos productos precio de la materia prima es superior al fijado en Gaceta Oficial.

La reciente devaluación de la moneda se ha convertido en la gota que derramó el vaso en la crítica situación que vive la industria procesadora de alimentos.

"Las empresas están produciendo a máxima capacidad posible con la materia prima que tienen disponible", dijo ayer Pablo Baraybar, presidente de la Cámara Venezolana de Industrias de Alimentos (Cavidea), quien recalcó que en los últimos seis meses los costos operativos de las empresas han aumentado de diversa manera.

Pero paralelamente, en los productos regulados no se han efectuado los reajustes de precio correspondientes, lo que hace que "se encuentren en una situación crítica". Informó que hay rubros que tienen hasta dos años con el mismo precio fijado en Gaceta Oficial.

Recordó que en este momento hay dos sistemas de regulación de precios de los alimentos. El que fija el precio máximo de venta al público -vigente desde 2003-, "con revisiones poco frecuentes e insuficientes"; el otro sistema es el de los 19 productos regulados por la Sundecop , que fija el precio máximo de venta y los márgenes de ganancia en la cadena, los cuales tienen 15 meses sin revisión.

"Ahora el Gobierno anuncia que habrá un tercer sistema de control, a través de los precios sugeridos", que consiste en la fijación de una banda de precios para determinados productos.

Al detallar los incrementos de los costos, Baraybar señala que en el caso de la materia prima se observan variaciones que oscilan entre 15% y 414%, dependiendo del rubro que se requiera y del componente importado que contenga; los insumos y los empaques han aumentado entre 10% y 25%; "los transportistas exigen un alza de 50% y aun cuando el Sada acordó que sería de 30%, dicen que si no les pagan el incremento de 50% no van a movilizar la mercancía"; y agrega que en las contrataciones colectivas los incrementos llegan hasta 25%.

"En este momento las empresas no pueden corregir el impacto de la inflación de los costos en sus operaciones", dijo Baraybar, quien explicó que hay casos en los que la materia prima resulta ser más costosa que el producto terminado. "Alcanza para comprar materia prima , pero ni siquiera puedes pagar los sueldos que genera la producción de determinado producto".

El directivo afirmó que no hay empresa que no se vea afectada con estos incrementos de costos. "Lo único que pueden hacer es comprar menos materia prima porque no pueden perder tanto".

Informó que en una encuesta efectuada por Cavidea entre sus afiliados se encontraron con que 90% de las empresas manifestó haber perdido rentabilidad en el año 2012. "Esto es crítico, porque dice que no hay inversiones". Agregó que la producción privada de alimentos básicos cayó en febrero con relación al mes anterior. "Estamos mal".

Devaluación aislada. Según Baraybar, en la última devaluación de la moneda no se tomaron los correctivos necesarios para impedir un mayor colapso de la industria procesadora de alimentos, la cual ya estaba de manos atadas como consecuencia del control de precios.

Recordó que en 2012 disminuyó en 11% la asignación de divisas para la importación de materias primas e insumos para la industria alimenticia con respecto a 2011, aun cuando -según Cadivi - aumentó la asignación de divisas para el sector de alimentos. "Ese incremento se traduce en la importación de productos terminados".

Y añadió: "Tenemos menos materia prima y menos material para empaques y envases". Además, los retrasos en los pagos por parte de Cadivi ascienden en algunos casos hasta más de 200 días, "lo cual genera serios problemas con los proveedores".
Baraybar explicó que el artículo 7 del convenio cambiario vigente establece dos formas de pago de acuerdo con el rubro.

En el caso de la importación de alimentos ( materia prima , insumos y productos terminados) antes del 15 de octubre de 2012 se pagará a la tasa de Bs 6,30 por dólar ; si es posterior a esa fecha debería ser a Bs 4,30. "El gobierno dice que allí -entre octubre y febrero- está el mayor volumen de deuda; pero la realidad es que es la mitad".

De esa deuda pendiente por parte de Cadivi , "casi 15% ya lo han pagado, contabilizado y vendido a la calle a Bs 4,30 por dólar ; eso es una pérdida neta para las empresas, porque serán liquidadas a Bs 6,30".

En el caso de las liquidaciones por importaciones de maquinarias y repuestos, indicó que la situación es similar, pero dieron otra fecha: se pagarán a Bs 6,30 las deudas por liquidar antes del 15 de julio de 2012.

No obstante, dijo que la gran mayoría de las liquidaciones se han efectuado a la tasa de Bs 6,30 por dólar .

Nueva propuesta. Cavidea exhorta al Ejecutivo a ajustar los precios en los productos regulados bajo los dos sistemas vigentes; asimismo, plantea que se cumplan con las liquidaciones a Bs 4,30 por dólar acordadas en la actual resolución cambiaria, así como la creación de una comisión técnica conjunta que se encargue de dar seguimiento a la misma. El ente reitera su propuesta de un sistema administrado de precios.