Un día negro fue este miércoles para las principales bolsas de América Latina, las que cerraron con un promedio negativo de 15,21%.

El índice de acciones brasileñas, Bovespa, terminó con un retroceso de -2,50% a 57.549.

En paralelo, el IPSA chileno cerró en -1,83% a 4.290,66 puntos, mientras que el Merval argentino, el más afectado de la jornada, cerró en la misma racha con -4,09% a 2.676 unidades.

El IGBC colombiano también tuvo un mal desempeño, cerrando con una baja de -2,09% a 12.781 puntos.

El IPC mexicano, en tanto, mostró un retroceso al situarse con una variación de -2,14% a 36.553 puntos, misma tendencia que el IGBVL peruano, indicador que bajó -2,56% a 19.010 unidades.

842