Londres. Los bonos españoles profundizaban este jueves su tendencia negativa y arrastraban a la deuda italiana, al crecer las preocupaciones sobre la capacidad de España de autofinanciarse y cumplir con los objetivos de déficit después de una pobre acogida de la subasta de bonos de la jornada anterior.

El bono español a 10 años subía 8 puntos básicos hasta el 5,79%, ampliando el diferencial sobre el papel alemán de referencia hasta los 404 puntos básicos, el mayor nivel desde finales de noviembre.

"Parecía que habíamos superado lo peor con la financiación a tres años (de los préstamos del BCE) y con Grecia despejando el camino (...), pero ahora con el foco sobre España y Portugal estamos hablando de harina de otro costal", dijo un operador.

La rentabilidad de los bonos a dos años subió 11 puntos básicos hasta el 2,97%.

Los bonos de refugio alemanes alcanzaron máximos de tres semanas en 138,98, lo que supone una subida de 56 puntos básicos respecto al día anterior, con los operadores diciendo que los niveles de resistencia se rompieron en los máximos de 138,74, lo que permitió al mercado ampliar sus avances hasta los máximos niveles de marzo de 139,06.