Brasilia. La presidenta brasileña y aspirante a la reelección, Dilma Rousseff, afirmó que el actual ministro de Hacienda, Guido Mantega, le informó que no formará parte de su Gobierno si gana las elecciones de octubre próximo.

En una entrevista al diario Estado de Sao Paulo, retransmitida en directo por internet, Rousseff afirmó que Mantega le comunicó su decisión de dejar el Gobierno por motivos "eminentemente personales".

La semana pasada Rousseff, que aspira a ser reelegida el 5 de octubre próximo, adelantó su intención de hacer cambios en su gabinete si gana las elecciones, aunque no descartó la posibilidad de mantener algunas figuras de su actual equipo.

Mantega ha sido ministro de Hacienda y, por tanto, jefe de la política económica del Gobierno brasileño, desde 2006, cuando el expresidente Luiz Inácio Lula da Silva ejercía su segundo mandato.

El ministro, de 65 años, ha sido muy criticado últimamente en Brasil por el alto nivel de la inflación (6,5% anual) y por no conseguir evitar que Brasil haya entrado en una recesión técnica, al acumular dos trimestres de crecimiento negativo.

Según las últimas encuestas, la candidata del Partido Socialista Brasileño (PSB), Marina Silva, y Rousseff empatarían en la primera vuelta de las elecciones, el próximo 5 de octubre, y tendrían que verse las caras en una segunda cita con las urnas, el día 26 de ese mes, en la que ganaría la candidata opositora por cerca de siete puntos de ventaja.