Pekín. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, dijo este martes que la taiwanesa Foxconn International Holdings considera una inversión de 12.000 millones de dólares en el país sudamericano para ensamblar monitores.

La mandataria brasileña dijo, durante una visita a Pekín, que se están estudiando los asuntos tributarios y de inversión de la propuesta de Foxconn, el mayor fabricante de teléfonos móviles del mundo por contrato.