La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, invitó a Luiz Carlos Trabuco Capp, el director ejecutivo de uno de los mayores bancos del país, Bradesco, a asumir el cargo de ministro de Finanzas, según informaron medios de comunicación brasileños este jueves.

Trabuco, jefe del Banco Bradesco SA (BBD), no ha dado a la presidenta una respuesta final, según han informado el diario local Valor Económico y la revista de noticias Veja, aunque sin identificar una fuente de la información, según informa Dow Jones.

La presidenta, recién reelegida en octubre, está buscando un reemplazo para Guido Mantega, secretario de Estado que afirmó que saldría de su posición antes de las elecciones.

Un portavoz de la presidencia detalló que Trabuco, hasta ahora, no ha podido ser contactado para que realice comentarios; en paralelo, un portavoz de Bradesco, dijo que el banco no hará comentarios sobre especulaciones de los medios.

Sin embargo, ante el silencio de Trabuco, ha aflorado otra alternativa dentro de las filas del banco, el ex secretario del Tesoro, Joaquim Levy, según afirmó una fuente del gobierno a Reuters.
Joaquim Levy dirigió la Tesorería Nacional en el gobierno del ex ministro Antonio Palocci, cuando el gobierno del ex presidente Luiz Inácio Lula trató de ganarse la confianza de los agentes económicos. Levy es actualmente el director general de Bradesco Asset Management.
Al mismo tiempo, el ex presidente del Banco Central, Henrique Meirelles, habría dejado de ser una opción para el puesto, y en su reemplazo habría surgido el ex secretario ejecutivo del Ministerio de Finanzas, Nelson Barbosa.