Brasil. La presidenta del Brasil, Dilma Rousseff, aseguró anoche que luchará "contra la maldad y los malhechores" y "estimulará a la gente honesta", en una declaración que hizo para celebrar el Día del Trabajo en la cadena nacional de radio y TV.

"Les garantizo a los trabajadores en Brasil que vamos a seguir buscando formas de reducir los impuestos, luchar contra la maldad y los malhechores y, cada vez, para estimular las cosas bien y la gente honesta de nuestro país", dijo Rousseff, citada por la estatal Agencia Brasil.

Esta semana, aseguró, comenzará a trabajar la Comisión Parlamentaria Mixta de Investigación (CPMI), creada para investigar la participación de parlamentarios y funcionarios públicos y empresarios privados en una organización dedicada al juego ilegal.

En su discurso, la presidenta dijo que, además de cuidar de la economía, su gobierno quiere ser conocido por la defensa de la formación profesional de los trabajadores brasileños. "No quiero ser la presidenta que se preocupa sólo el desarrollo del país", sino alguien a quién le importa "sobre todo el desarrollo de las personas", dijo.

Con este fin, anunció que se otorgarán becas a 100 mil brasileños que estudian en universidades extranjeras a través del Programa de Ciencia Sin Fronteras. "La formación profesional -agregó- contribuye a la lucha contra la pobreza extrema, el logro de mejores salarios y por lo tanto permite al trabajador tener acceso a más bienes y servicios".