Brasilia. La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y la canciller de Alemania, Angela Merkel, reafirmaron su determinación para un acuerdo de libre comercio entre el Mercado Común del Sur (Mercosur) y la Unión Europea (UE).

Merkel llegó el domingo a la capital brasileña antes de viajar a Salvador de Bahía para este lunes asistir al primer partido de la selección alemana, que enfrentará al combinado de Portugal.

Después de mantener el domingo una cena de trabajo en el Palacio de Alvorada, la residencia presidencial, Rousseff señaló en declaración a la prensa que tanto Brasil como el Mercosur -que también integran Argentina, Paraguay, Uruguay y Venezuela- están interesados en un acuerdo con el bloque europeo.

Merkel, por su parte, señaló que la UE y el Mercosur tienen "de hecho intereses en común" y prometió que haría lo posible "para que se pueda dar un paso adelante y no crear obstáculos" en las negociaciones.

Aunque el intercambio de ofertas de ambas partes para el acuerdo estaba prevista para inicios de este año, fue suspendido repetidas veces.

La líder brasileña presentó a la canciller alemana las oportunidades de inversiones en infraestructura y logística en el país, mientras que Merkel reconoció el "enorme potencial" de Brasil.

Afirmó que Brasil quiere "elevar y estrechar" la cooperación con Alemania, y comentó que conversó con Merkel sobre recientes anuncios de nuevas inversiones alemanas en su país, en especial en las industrias química y automovilística.

Ambas líderes confirmaron también el interés de poner en práctica un mecanismo de consultas políticas entre los dos países a partir de 2015.

Alemania es el cuatro mayor socio comercial de Brasil en el mundo.

Durante su reunión este domingo, Rousseff y Merkel discutieron la reforma de las instituciones de gobernanza global y temas de la agenda de paz y seguridad internacionales, así como temas relacionados a la seguridad de las comunicaciones electrónicas.

Los dos países promovieron a fines del año pasado ante la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) la aprobación de una resolución contra el espionaje cibernético.

La resolución fue un mensaje a los Estados Unidos después de las revelaciones de que la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) había violado las comunicaciones de varios líderes mundiales, incluyendo Rousseff y Merkel.

El lunes, antes del partido Alemania-Portugal en el estadio Fonte Nova por la Copa del Mundo, Merkel visitará en Salvador de Bahía un proyecto de integración de los jóvenes a través de la música.