Este miércoles, el diputado a la Asamblea Nacional por el Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Ramón Lobo aseguró que las puntuaciones que ha recibido Venezuela por parte las calificadoras de riesgo, "forman parte de una campaña de manipulación internacional" para que Venezuela rompa con todos los procesos de integración.

"Han buscado generar un escenario sombrío del funcionamiento de nuestra economía para crear un mecanismo que limite el encuentro con todos los países hermanos de intercambio económico y con posibles inversionistas (...) Hemos recibido calificaciones mucho más bajas que países que se han declarado en default como Grecia", apuntó Lobo en declaraciones transmitidas por Venezolana de Televisión.

Cabe destacar que las agencias Fitch, Moody's y Standard & Poor's sitúan a Venezuela en el último lugar de la región en calificaciones de crédito soberanas. La primera, en CCC, la segunda en Caa3 y la última en CCC.

Lobo apuntó que estas grandes calificadores son financiadas por las transnacionales petroleras, las cuales han intentado dar con el trate con la economía nacional.

"La Exxon Mobil y resto de trasnacionales creen que pueden apoderarse de la riqueza nacional”, aclaró.

Postura política de voceros empresariales

Asimismo, Lobo señaló que voceros del sector empresarial han asumido una postura política dentro de sus labores, lo que ha generado ataques como "acaparamiento, desabastecimiento, el mercado cambiario ilegal y falsas expectativas internacionales".

"Ellos pueden tener una creencia ideológica pero nosotros vivimos en un país en democracia, a diferencia de como dirigir el estado, nosotros lo llevamos a la voluntad del pueblo, y eso es la construcción del estado socialista", afirmó.

Expresó que para el sector privado, la problemática actual se resuelve con la asignación de divisas por parte del Estado.

"Para ellos el problema se resuelve con la asignación de divisas, y nosotros nos preguntamos de dónde salieron los dólares para que ellos montaran sus negocios, de dónde salieron las divisas para que repatriaran sus capitales (...) El problema ha sido que no han atendido de manera adecuada la demanda del pueblo", dijo.