Buenos Aires. La Cámara de Diputados de Argentina rechazó en la madrugada de este miércoles un decreto de la presidenta Cristina Fernández que habilita el uso de reservas del Banco Central para pagar deuda pública.

Ahora, la derogación del decreto de necesidad y urgencia (DNU) que busca usar US$4.328 millones de reservas para pagar deuda, deberá ser tratada por el Senado para que sea efectiva.

La oposición consiguió este martes un ansiado quórum para tratar en sesión especial la derogación del denominado Fondo de Desendeudamiento Argentino.

El Gobierno argentino perdió el control del Congreso en diciembre pasado, mientras que la oposición está dividida y ha tenido problemas para lograr posiciones consensuadas en algunos temas legislativos.