Ciudad de México. El presidente de la Cámara de Diputados, Jesús Zambrano Grijalva, informó que esta semana será discutida y, en su caso, aprobada, la minuta que modifica diversos artículos de la Constitución Política para desvincular al salario mínimo de multas, impuestos, prestaciones y otros ordenamientos legales que han impedido su crecimiento, y con lo cual se abre el paso para la recuperación del poder adquisitivo de los trabajadores mexicanos.

"México podrá dar un viraje decisivo en el corazón de la política económica dominante en el país por más de 30 años”, señaló.

En un comunicado, aseveró que una vez avalada, la minuta será enviada a los estados para que los Congresos locales realicen las aprobaciones respectivas, antes de que la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami) sesione y defina los incrementos salariales generales 2016, tal como lo ha venido haciendo desde hace más de tres décadas mediante “incrementos diminutos que ni siquiera recuperan el poder de compra de los trabajadores más pobres”.

El legislador federal indicó que ya solo existe un solo salario mínimo nacional y que el Congreso de la Unión deberá emitir la legislación reglamentaria para determinar el valor de la Unidad de Medida y Actualización (UMA), que lo sustituirá como unidad de referencia de otros precios de trámites, multas, impuestos, prestaciones, etcétera.

Zambrano Grijalva enfatizó que esto “contribuirá a establecer una política de recuperación gradual del poder adquisitivo de los ingresos de los trabajadores mexicanos, que actualmente son los peor pagados del mundo” al haber sufrido en las últimas tres décadas una pérdida acumulada de casi el 80 por ciento en su capacidad de compra, lo que impide, incluso, adquirir los mínimos satisfactores de la Canasta Alimenticia Recomendable valuada en más de 86.33 pesos/persona por el Coneval en 2015.