Sao Paulo. Los bancos brasileños pequeños y medianos tendrán que fusionarse con rivales para fortalecer su base de capital y reformar su estructura de recaudamiento de fondos, dijo el director del Banco Central Anthero Meirelles en una entrevista publicada este lunes.

Las entidades financieras más pequeñas deben "adaptar sus estrategias" para enfrentar un panorama más competitivo en la industria, dijo Meirelles al periódico local Valor Económico.

Los bancos más pequeños deben depender menos en la venta de parte de sus carteras de crédito a rivales mayores para recaudar dinero para préstamos, afirmó Meirelles, quien subrayó los riesgos de esa práctica poco después de la crisis financiera global.

Alerta de irregularidades. Los comentarios de Meirelles tuvieron lugar después de que el Banco Central dijo en abril de este año que examinaría los libros del pequeño Banco Morada debido a irregularidades y después de que entidades financieras de tamaño mediano, como Banco PanAmericano y Banco Schahin, fueron adquiridos por rivales mayores.

Por el momento, el Banco Central está analizando solicitudes de al menos 20 prestamistas locales y extranjeros para operar en Brasil, sostuvo Meirelles.

Una mayor consolidación no crearía preocupaciones sobre una concentración de activos financieros en manos de menos entidades, declaró Meirelles a Valor.

Por el momento, el Banco Central está analizando solicitudes de al menos 20 prestamistas locales y extranjeros para operar en Brasil, sostuvo Meirelles, según el periódico.

Sin efectos. El sistema bancario de Brasil, que es dominado por bancos locales, pasó por la crisis financiera virtualmente sin ser afectado gracias a un fuerte apoyo del gobierno, altas reservas en dinero y prácticas de crédito conservadores.

Sin embargo, algunos inversores criticaron al Banco Central por no detectar problemas de contabilidad en el Banco PanAmericano, que tuvo que ser adquirido por la firma de valores BTG Pactual tras sufrir enormes pérdidas.