Managua. La directora gerente del Banco Mundial, Sri Mulyani Indrawati, concluyó su visita de dos días a Nicaragua, tras inaugurar una carretera y firmar nuevos convenios de cooperación con el ministro de Hacienda y Crédito Público, Iván Acosta.

Durante la inauguración de la carretera que conduce al municipio de San Francisco Libre, en el noroeste de la capital, Indrawati y el ministro Acosta firmaron dos convenios de cooperación.

El primero de ellos es por US$57 millones para la construcción de caminos y carreteras rurales y otro por US$12 millones para la incorporación de Nicaragua al Fondo de Riesgo Catastrófico para Centroamérica.

El Fondo de Riesgo Catastrófico permitirá al gobierno nicaragüense responder a cualquier emergencia por desastres naturales en menos de dos semanas de haber ocurrido el fenómeno.

La directora del Banco Mundial arribó a Nicaragua la noche del jueves como parte de una visita para conocer "in situ" el desarrollo de programas sociales que ejecuta el gobierno nicaragüense con fondos del organismo financiero.

Durante su visita, Mulyani Indrawati declaró a periodistas que Nicaragua cuenta para su desarrollo con dos grandes activos: la estabilidad en el ámbito social, que hace que el país goce de un nivel respetable de seguridad ciudadana, y el equilibrio en la parte macroeconómica.

La funcionaria señaló que ambos activos son bases que colocan al país en una posición para avanzar en el desarrollo económico y reducir los niveles de pobreza. "Ambos activos son necesarios pero no suficientes", dijo a la prensa.

Agregó que Nicaragua necesita mayores tasas de crecimiento anual.

Reconoció que si bien las actuales tasas de crecimiento son altas, "deben ser mayores" para incidir más rápidamente en la erradicación de la pobreza, que afecta al 42,5% de la población.

Sostuvo que ahora Nicaragua tiene que pensar en elevar sus niveles de productividad para avanzar en su desarrollo y mejorar la prosperidad, para lo cual tiene que invertir mayores recursos en su capital humano y, por tanto, en educación.

"La calidad del capital humano es muy importante para cualquier país que quiere reducir la pobreza y mejorar la prosperidad. El gobierno ha decidido fortalecer la entrega de servicios en el campo de la educación, y esta es para nosotros la prioridad correcta", agregó.