Berlín. La directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, propuso este lunes crear un "fondo de emergencia" para la zona euro que ayude a proteger a los miembros de la unión monetaria de cara a futuras recesiones económicas.

En un discurso en Berlín, Lagarde elogió un "crecimiento sostenido ampliamente compartido" en la economía global, aunque advirtió de "fuertes vientos amenazadores".

"Piensen en el aumento del populismo y en los llamados de sirena del proteccionismo", sostuvo.

Para prepararse para la próxima desaceleración económica, Lagarde instó a los miembros de la zona euro a desarrollar una unión modernizada de los mercados de capitales, mejorar la unión bancaria y avanzar hacia una mayor integración fiscal, empezando por un organismo fiscal central.

Una herramienta fiscal como esta tranquilizaría a los inversores, dijo Lagarde.

El fondo de "emergencia" propuesto por Lagarde permitiría a los países de la zona euro hacer contribuciones cada año para acumular activos en los buenos tiempos y podrían recibir transferencias durante una recesión.

En circunstancias extremas, los países podrían obtener préstamos del fondo y pagar sus créditos con futuras contribuciones, sostuvo.

Las transferencias del fondo deben estar condicionadas a que los miembros se ajusten a las reglas fiscales de la UE. Lagarde también recomendó que los países paguen una prima en los buenos tiempos en función de los beneficios que reciben en los malos momentos.