Davos. El 56% de los directores ejecutivos españoles se muestran relativamente o muy confiados con respecto al crecimiento en los próximos 12 meses, frente al 81% en la comparativa mundial, por lo que son los más pesimistas del mundo.

Así se desprende de la encuesta mundial de 2013 que la consultora y auditora PwC ha presentado en la ciudad suiza de Davos, un día antes de la inauguración del Foro Económico Mundial.

Asimismo el 20% de los directivos españoles consultados se muestran muy confiados, en comparación con el 36% mundial.

El 86% de los directivos ejecutivos españoles considera que una de las prioridades del gobierno debería ser garantizar la estabilidad del sector financiero, según PwC.

El 60% considera que el gobierno debería crear y promover una mayor cualificación de la mano de obra y el 50% piensa que debería tratar de reducir la pobreza y las desigualdades.

Un 50% de los ejecutivos españoles ha aplicado recortes de plantilla durante el pasado año - el porcentaje más elevado del mundo, frente al 25% mundial.

Solo el 26% de los directivos aumentaron su plantilla, en comparación con el 48% mundial.

En el próximo año, el 48% prevé aplicar recortes de plantilla, el porcentaje más elevado del mundo ya que sólo el 23% de sus homólogos internacionales prevé hacer lo mismo.

Sólo el 14% de ellos considera probable aumentar sus plantillas, el dato más bajo de entre todos los países analizados, ya que el 45% de los directivos de otros países prevé hacerlo.

El panorama cambia radicalmente con respecto al largo plazo, en donde un 90% de los encuestados tanto españoles como de otros países se muestran relativamente o muy confiados con respecto al crecimiento en los próximos tres años, aunque sólo el 26% se muestran muy confiados, frente al 46% mundial.

Los directivos españoles se muestran muy divididos con respecto a sus opiniones sobre la economía mundial de cara a los próximos 12 meses, con un 34% que prevé que experimentará una caída y un 20% que mejorará.

El 30% de los ejecutivos españoles ven oportunidades en los próximos 12 meses a través del crecimiento orgánico en un mercado extranjero existente, mientras que el 26% considera que las oportunidades se derivarán del desarrollo de nuevos productos o servicios, y el 18% apunta a las nuevas actividades en mercados extranjeros.

Ante la pregunta de cuáles son los países más importantes para ellos de cara a su crecimiento en los próximos 12 meses, el 32% indicó que EE.UU., el 22% China, y el 18% Alemania, apostilló PwC.

Las cuatro principales amenazas potenciales en materia económica y política según los directores ejecutivos españoles son: la incertidumbre/volatilidad del crecimiento económico, la respuesta del Gobierno al déficit fiscal y a la carga de la deuda, la falta de estabilidad en los mercados de capitales y el exceso de regulación.

Sólo el 6% de los directores ejecutivos españoles considera probable una ruptura de la zona euro y el 58% lo considera improbable.